¿Cuál es el significado de las velas azules?

vela azul

La energía del color azul es muy inspiradora. El azul es un tono que transmite seguridad y equilibrio espiritual.

Desde tiempos antiguos se ha vinculado con todo lo celestial, e incluso, entre los que adoraban a los dioses, se consideraba que era el color que identificaba a Júpiter. Infunde respeto y tranquilidad.

Como es un color frío, se asocia con la calma, la sinceridad, la fe y la esperanza. Se utiliza mucho en los logos de las organizaciones que trabajan para la paz, el respeto a los valores humanos y también en los centros vinculados con estudios, o en cualquier actividad que implique mucha exposición y contacto con el público.

A nivel empresarial, se considera un tono conectado con lo profesional y la seriedad laboral, por lo que nunca falta este color en los uniformes corporativos de las organizaciones privadas o públicas.

Características de las velas azules

En el plano místico, el azul está relacionado con los sueños y el transitar por el mundo onírico, por lo que puedes usar una vela de este color para conectarte con el significado de tus sueños.

Si no puedes dormir o sufres pesadillas y terrores nocturnos, te recomendamos que lleves como amuleto una piedra ágata, que es justamente de color azul.

¿Cómo usarla? Puedes poner la piedra ágata bajo la almohada, pero antes debes activarla sumergiéndola en agua con sal marina, durante unos minutos. Después, la secas bien y la colocas antes de ir a dormir.

Usos de la vela azul

En los rituales, las velas azules ejercen un efecto apaciguador, pues simbolizan la paz y producen vibraciones estimulantes y conciliadoras. Si te preocupan las pesadillas, puedes encender una vela azul y conectarte a través de una meditación, en la que pidas mejorar tu descanso y erradicar los sueños perturbadores.

También puedes hacer una meditación tratando de visualizar, con los ojos cerrados, un punto azul celeste justo en el entrecejo, para generar una mayor pacificación de la mente y aquietar las imágenes estresantes que se proyectan en tu cabeza.

Enciende una vela azul también para aportar equilibrio y seguridad. Es una vela de protección.

Hay quienes recomiendan alternarla con una vela de color blanco o rosa, en el caso de relaciones amorosas que han perdido la chispa, o en las que haya peleas. El azul puede hacer que las relaciones se enfríen en extremo, ya que ese es uno de sus efectos negativos. Si te preocupa la frialdad, frigidez y tristeza en tu relación de pareja, tal vez ya tienes demasiado azul en tu vida.