¿Cuál es e significado de las velas naranjas?

vela naranja

La elección de los colores no se debe dejar al azar, pues cada color genera un impacto en nuestras vidas. Si hay un tono que puede activarnos hasta el infinito, este es el naranja.

Quien viste una prenda de color naranja se llena de vitalidad y no pasa desapercibido. Por algo es el tono que se usa en los chalecos salvavidas, en los monos de los trabajadores o en artículos como los conos de seguridad. El naranja es un grito de atención: “¡Mírame, aquí estoy!”.

Como puedes ver, el color naranja potencia la autoestima, el positivismo y el optimismo. Dentro de la escala cromática, está asociado con la juventud y con una vida estimulante y muy creativa.

En la paleta de tonos alegres, este es uno de los que manda. No nos imaginamos un payaso sin una prenda de este color. Por lo tanto, si quieres dar un giro a tu vida y obtener una inyección de energía, empieza a llenar tu guardarropa con prendas naranjas, o a decorar tu casa con objetos de este color para alegrarla.

Características de las velas naranjas

Al igual que las velas naranjas, las piedras de este color se utilizan para brindar protección y elevar la autoestima. Si te regalan o compras una piedra de esta tonalidad, puedes llevarla como un amuleto en un brazalete, o como colgante en el cuello.

Una de las más usadas es la piedra de cuarzo citrino, el cual está vinculado con el chakra sacro, es decir, con la zona pélvica.

Para obtener la vela naranja se mezcla el amarillo y el rojo, por lo que, si utilizas velas de este color en tus rituales, conseguirás la fuerza y la pasión del rojo, y la claridad y la jovialidad del amarillo. A la vela de este color se le atribuye el poder de atraer las energías positivas, por eso es una de las que no faltará en los rituales para envolverse de motivación y superar los obstáculos y bajones de ánimo.

Las personas que buscan la iluminación espiritual usan mucho esta tonalidad, pues los conecta con estados elevados de conciencia y plenitud.

Usos de la vela naranja

Todos los años, a finales del mes de diciembre, cuando se celebra el Espíritu de la Navidad, la vela de color naranja suele ser la más vendida, ya que se asocia con los rituales para llamar la prosperidad.

Enciende una vela naranja cuando te sientas triste y apagado, cuando te falte creatividad y vigor para emprender nuevos proyectos o levantarte cada día.

Es importante que dediques tiempo a conocer el significado de las velas y que recuerdes que estas no actúan solas. Debes generar una actitud positiva en tu vida.